Red de gas natural de españa: la guía completa

Todo el gas que se mueve a través de la red de gas natural de España es gestionado por Enagás. Esta empresa es el único Gestor de Red de Transporte autorizado en el país, y por tanto es la única empresa autorizada para operar y dar mantenimiento a la red de gas natural de España.

Enagás se encarga de recibir el gas de los productores y el gas importado, acondicionarlo para su transporte e inyectarlo en la red primaria de transmisión de gas.

Esta parte de la red de gas natural de España opera a presiones elevadas y permite entregarlo a las compañías distribuidoras de gas de cada región.

Al ser el único operador y gestor de la fase primaria de la red de gas natural de España, se trata de un monopolio natural, y por tanto sujeto a regulaciones especiales. En cambio, el mercado minorista del gas está liberalizado, y cualquier compañía puede competir en el mismo.

Red gas España

¿De dónde viene el gas que se consume en España?

España es un país importador de gas pues produce menos del 1 por ciento del gas natural que consume. Los principales proveedores de gas natural a España son Argelia, Nigeria y Francia. El gas natural ingresa a la red española de gas natural en dos formas principales:

Gasoductos internacionales

Dos gasoductos importantes conectan el norte de África con España. El gasoducto Magreb con Argelia y el gasoducto Medgaz con Argelia. Pequeñas cantidades de gas entran a la red española desde Francia, a través de gasoductos de menor capacidad.

Barcos metaneros

El gas puede también llegar a España en barcos gigantes refrigerados, en forma de Gas Natural Licuado (GNL). Este debe convertirse en gas, en plantas de regasificación, antes de ser comprimido e inyectado a la red primaria de gas natural.

El gas en forma de GNL conforma el 75% del suministro de gas, y el resto corresponde a lo suministrado por gasoducto.

Red gas España

¿Cómo funciona la red de gas natural española?

El sistema gasista español está liberalizado, lo que permite a los usuarios elegir qué distribuidor de gas natural utilizar. Enagás se encarga sólo de gestionar la red y de llevar el gas hasta estos distribuidores. La red de gas natural española consta de tres partes:

Red Básica

Esta es la red primaria, la cual maneja presiones iguales o superiores a 60 bares. Las plantas de regasificación se encuentran dentro de esta red, al igual que todas las conexiones internacionales a través de gasoductos y las instalaciones de almacenamiento subterráneo de gas.

Red de Transmisión

Esta red es la que lleva el gas natural hasta los centros de consumo. Opera en presiones entre 60 y 16 bares.

Red de distribución

En esta red operan los diversos distribuidores de gas en territorio español: Naturgy, Endesa, Iberdrola y unas pocas otras empresas. Opera a presiones inferiores a 16 bares, y sus redes se extienden a través de las avenidas y calles de las ciudades y algunos pueblos de España.

¿Qué es una planta de regasificación y dónde se ubican?

Las plantas de regasificación juegan un papel crucial en la red de gas natural. Son instalaciones encargadas de tomar el Gas Natural Licuado (GNL) de los barcos metaneros y convertirlas en gas natural.

En España las plantas de regasificación están ubicadas cerca de los puertos donde atracan los buques metaneros. El gas licuado se calienta (normalmente usando agua de mar para esto) y de esta forma vuelve a su estado gaseoso.

Las plantas también sirven como almacenaje para el gas natural licuado, pudiendo aumentar o disminuir la emisión de gas, dependiendo de las necesidades del mercado interno.

España cuenta con 4 plantas de regasificación:

Barcelona

Fue la primera planta de regasificación en entrar en operación, en 1969. Es capaz de recibir y procesar gas de países como Argelia, Egipto, Libia y Omán.

Cartagena

Ubicada en el puerto de Escombreras, complementa la capacidad de la planta de Barcelona para recibir gas natural licuado procedente del Mediterráneo. Fue terminada en 1989.

Huelva

Esta planta está ubicada entre los deltas del río Tinto y del río Odiel, cerca de la localidad de Palos de la Frontera, en la costa Atlántica. Esto le permite recibir buques provenientes de Trinidad y Tobago, Nigeria y Perú.

El Musel

La planta de regasificación más nueva, terminada en 2013. Su ubicación en la costa cantábrica la hace ideal para prestar servicio a los metaneros provenientes de Noruega.

Preguntas frecuentes

¿Qué tan grande es la red de gas natural de España?

La red primaria y secundaria de transmisión de gas natural de España tiene una extensión superior a los 9000 kilómetros de gasoductos de alta presión.

Para mantener la presión dentro de los parámetros requeridos, también cuenta con 18 estaciones de compresión y más de 500 puntos de medición y regulación. Existen 16 gasoductos principales en operación, con un diámetro promedio de 28 pulgadas.

El sistema cuenta con varios almacenamientos subterráneos de gas, que suelen ser yacimientos de gas que luego de su agotamiento, son aprovechados para brindar flexibilidad al sistema. Entre estos tenemos Serrablo (Huesca), Gaviota (Vizcaya) y Yela (Guadalajara).

¿En qué se usa el gas natural en España?

Según el informe anual sobre el mercado español publicado por la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC), el consumo total de gas natural en España representa el 21% del consumo total de energía primaria.

El principal consumidor es la industria y la generación de energía. El gas natural es un combustible que se quema limpiamente, sin dejar residuos. Esto a diferencia del carbón y el petróleo.

Las plantas termoeléctricas a gas mantienen una demanda constante del mismo, y permiten al sistema eléctrico español adaptarse rápidamente a los picos de demanda.

Los consumidores domésticos usan el gas principalmente para cocina y para calefacción. Por cada unidad de energía, el gas natural es más barato que la electricidad, así que la calefacción a gas continuará siendo muy popular en el futuro.

En 2017, el consumo total de gas natural en España fue de 348 TWh. Esto representó un incremento del 9 por ciento en comparación con 2016.

La producción interna de gas totalizó 419 GWh en 2017, que cubre apenas el 0,1 por ciento de la demanda interna de gas. Esto significa que el 99,9 y significa que el 99,9 por ciento del consumo interno de gas se cubrió a través de la importación.

Puedes encontrar información relevante en este artículo y en este sitio. También puedes ver más en el vídeo:

No Comments